top of page

Oración de la familia en la cena de noche buena

Querido Padre, Dios del cielo y de la tierra: En esta noche santa te queremos dar gracias por tanto amor. Gracias por nuestra familia y por nuestro hogar. Gracias por las personas que trabajan con nosotros. Bendícenos en este día tan especial en el que esperamos el nacimiento de tu Hijo.

 

Ayúdanos a preparar nuestros corazones para recibir al Niño Jesús con amor, con alegría y esperanza. Estamos aquí reunidos para adorarlo y darle gracias por venir a nuestro mundo a llenar nuestras vidas. Hoy al contemplar el pesebre recordamos especialmente a las familias que no tienen techo, alimento y comodidad. Te pedimos por ellas para que la Virgen y San José les ayuden a encontrar un cálido hogar.

Padre bueno, te pedimos que el Niño Jesús nazca también en nuestros corazones para que podamos regalarle a otros el amor que Tu nos muestras día a día. Ayúdanos a reflejar con nuestra vida tu abundante misericordia. Que junto con tus Ángeles y Arcángeles vivamos siempre alabándote y glorificándote.

 

Santísima Virgen María, gracias por aceptar ser la Madre de Jesús y Madre nuestra, gracias por tu amor y protección. Sabemos que día a día intercedes por nosotros y por nuestras intenciones, gracias Madre.

 

Querido San José, gracias por ser padre y protector del Niño Jesús, te pedimosque ruegues a Dios por nosotros para que seamos una familia unida en el amor y podamos ser ejemplo de paz y reconciliación para los demás. Amén

 

Rezar: 1 Padre Nuestro, 1 Ave María, 1 Gloria

 

Oración al llegar al final del año


Señor del tiempo y de la eternidad, Padre dador de la vida y del consuelo, Redentor dela humanidad, Santificador y dispensador de misericordia. Al llegar al final de este año 2023 traigo a la memoria todas las situaciones vividas, los momentos compartidos, las emociones asumidas, los proyectos realizados, los servicios concluidos, las ayudas recibidas, las bendiciones prodigadas, las palabras pronunciadas, los espacios compartidos, y la historia realizada. Ante todo esto siento la imperiosa necesidad de darte gracias.

 

Gracias por el regalo de la vida, por la familia, por los amigos, por tu presencia siempre gratificante, por tu gracia que nos santifica y nos da nuevo vigor, por la oportunidad que nos das de empezar de nuevo, por la luz con la que iluminas nuestro caminar, por los momentos de oración, por el pan con que nos alimentas, por el techo que nos cobija.

Perdón por el tiempo mal empleado, por las oportunidades perdidas, por las amistades no fortalecidas, por dar en muchas ocasiones lugar a la desesperanza, por no pensar en los demás ni ejercitar con ellos la misericordia, por no sembrar la paz, por dar espacio a la discordia y no propiciar el diálogo constructivo, por no darle valor a las pequeñas cosas, por dejar que muchas veces el miedo supere nuestra fe en ti, por buscar el amor en lo efímero.


Te pido que el año que está a punto de comenzar traiga para mí, para quienes amo, y para todo ser humano, muchas bendiciones, sea ocasión para conocerte más y seguirte con un corazón crecidamente comprometido y generoso, trabajemos por la construcción de un mundo más humano y fraterno, procuremos que en nuestra familia crezca la comprensión y el apoyo mutuo, busquemos con mayor responsabilidad la verdad y la justicia, seamos más sensibles frente a las necesidades de los pobres y de los menos favorecidos, demos más cabida a la confianza en ti y crezcamos en la esperanza que todo lo puede, erradiquemos de nuestra vida la envidia, el odio y la división, sembremos la paz y esparzamos la alegría, cuidemos nuestro proyecto de vida y respondamos generosamente a la vocación a la que nos has llamado.

 

Derrama sobre nosotros la gracia de tu bendición y cúbrenos con tu protección.

 

Amén.


Para terminar, los participantes se toman de las manos y rezan un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria. Luego, entre todos, se dan un abrazo diciendo: “La paz sea contigo. ¡Feliz año Nuevo!”

bottom of page